Cornare reubicó a una pareja de hipopótamos en Bioparque de Pereira

Dos hipopótamos fueron trasladados desde el municipio de Puerto Triunfo (Antioquia) hasta el Bioparque Ukumarí de Pereira, como parte de las medidas que las autoridades ambientales vienen ejecutando para el control y manejo de esta especie.

Esta reubicación la llevó a cabo la Corporación Autónoma Regional de las Cuencas de los Ríos Negro y Nare (Cornare), luego de que el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible incluyera al hipopótamo (Hipopotamus amphibius) en el listado de especies exóticas invasoras de Colombia, medida que permite que el Sistema Nacional Ambiental (SINA) trabaje en un plan de control y manejo, con apoyo de las comunidades, las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR) y expertos, entre otros actores.
Así llegaron al país

En 1985, el propietario de la Hacienda Nápoles, el narcotraficante Pablo Escobar, introdujo de forma ilegal en Colombia, a través del Magdalena Medio y desde África, cuatro hipopótamos, un macho y tres hembras. Con el transcurrir de los años, los animales se reprodujeron y hoy superan los 130 individuos, por lo que, según proyecciones, al año 2030 existirían en el país alrededor de 430 ejemplares, de acuerdo con un estudio del Instituto Humboldt y la Universidad Nacional, en convenio con el Minambiente.

El traslado se hizo con apoyo de personal médico veterinario de Cornare y del Bioparque Ukumarí, además de un completo equipo logístico, que garantizó en todo momento la seguridad y las condiciones de salud del hipopótamo.
Peligrosos por su velocidad

Según expertos, la idea con este proceso es avanzar en la construcción de soluciones ante los riesgos ambientales y para las comunidades que se derivan de la presencia de hipopótamos en las regiones. De acuerdo con el doctor Momahed Harum, encargado de la Administración Nacional de Áreas de Conservación de Mozambique, “esta especie está asociada a ataques humanos”, y “un encuentro nocturno de una persona con este animal es siempre fatal”. El especialista, consultado por el Minambiente en la pasada Asamblea de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, en Kenia, agregó que, a pesar de su peso, estos animales “tienen la capacidad de correr a una velocidad aproximada de entre 30 y 40 kilómetros por hora, que es la velocidad a la que puede correr el humano”.
Más acciones de manejo

Además de la reubicación, de la mano de Cornare se vienen desarrollando acciones de captura y esterilización de los hipopótamos. Hasta el momento la Corporación ha realizado 12 cirugías con apoyo de diferentes Organizaciones No Gubernamentales, las más recientes con el apoyo de Corantioquia, el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, la Universidad CES y la Universidad Nacional.

En ese mismo sentido, en noviembre de 2021 se inició el piloto de un proyecto para la importación e implementación de un anticonceptivo que fue inoculado en 38 hipopótamos del lago principal aledaño al Parque Temático Hacienda Nápoles. Este tratamiento se debe repetir por tres años consecutivos y puede llevar a la esterilización total tanto de los machos como de las hembras de esta especie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.